viernes, mayo 26, 2006

RSE: Responsabilidad Social de las Especies

Hace dos días estuve en Antequera, preciosa ciudad andaluza de reminiscencias profundas, campestres y latifundistas, transitada por un aire cargado de aroma de olivar, jornal y pan cateto. Preciosa Antequera de palacios y casas blancas.

Bueno, total. Que el autor de este blog se fue a dar una conferencia sobre la Responsabilidad Social Corporativa a los futuros empresarios de la zona. Buena aceptación. Buena porra antequerana pa comer después. Eso sí que es Responsabilidad Social. Por la tarde tuvimos unos talleres en el que tres yupis de la comarca, formados en EEUU y con visión, misión y gestión, le dieron una conferencia a mujeres mayores de 50 años que quieren montar una panadería acerca de cómo hacer que tu empresa termine siendo un holding, con planificaciones a 5 años y balances contables revisados directamente por ti. La vocación es lo importante. Las mujeres de la panadería nos miraban a la Administración con el SOS dibujado en la frente. No pudimos hacer mucho. No tienen glamour.

-------------------------------------

Hoy leo en el País una noticia que me hiela la sangre. Resulta que muchos jóvenes están organizando sentadas espontáneas en grandes ciudades por Internet para reivindicar pisos asequibles. Tienen toda la razón y sólo me queda preguntar dónde hay que sentarse. El reportaje del País, magnífico como todo lo que hacen habla de Internet como promotor de nuevas forma de protesta informales, espontáneas y descentralizadas. Señalaba el País que en Internet se daba la paradoja de que a un click de la protesta, se anuncia una casa de 35 metros cuadrados por 200.000 euros.

La paradoja de la paradoja era que en el site donde se alojaba este reportaje, abajo, los Ad-Sense de Google hacían lo mismo. Habían detectado la palabra vivienda, y automáticamente insertaron la publicidad de las inmobiliarias. Más que Marketing Viral, es Marketing Makabro.

Aquí lo podéis ver, hasta que quiten el enlace:

http://www.elpais.es/articulo/economia/macrobotellon/sentada/elpporeco/20060526elpepueco_3/Tes/

Esto, una vez más, nos alerta acerca de los motores de búsqueda por campos simples. Mi amigo Manuel Atencia desarrolla en el CSIC de Barcelona una investigación acerca de la Web-Semántica y las posibilidades de mejorar, y quién sabe si tal vez humanizar, las bases de datos. Hacerlas inteligentes, y que supieran distinguir la intencionalidad de la mera detección de contenidos, sería un noble reto de la informática, tan proclive a ser Socialmente Poco Reponsable...

1 Comments:

Anonymous Migue said...

Me llama la atención tu opinión de que la informática es proclive a ser socialmente poco responsable.

Personalmente no creo que sea así. A lo mejor es que los entornos informáticos por los que me muevo no son los más representativos, pero a mí me parece que es precisamente en los ambientes informáticos donde han surgido toda una serie de movimientos sociales que cada vez tienen más influencia no sólo ya dentro de los propios círculos tecnológicos sino también en el resto de la sociedad.

La cultura del software libre, de compartir la información, de progreso conjunto y ayuda mutua, del sentimiento de comunidad que coopera entre sí, tiene cada vez más presencia y más influencia cultural en el sector informático. Su objetivo es que la informática no sea el feudo de unos pocos sino el patrimonio de todos y que sirva para un desarrollo más solidario.

Incluso los partidos políticos de izquierda han incluido en sus programas políticas relativas a la informática y el software libre porque les permite impulsar el desarrollo tecnológico local, ahorrar costes y llevar la informática a un mayor número de personas. En España todo esto comenzó en Extremadura con Linex (que permitió dotar a las escuelas públicas de más infraestructuras informáticas y mejorar el atraso que existía en el acceso educativo a la tecnología). Luego le siguieron Andalucía y otras comunidades.

Esta filosofía ha salido de los cenáculos tecnológicos para inspirar proyectos socioculturales más amplios, como es el movimiento que hay alrededor de las licencias Creative Commons y la compartición del conocimiento, la Wikipedia, la blogosfera, los hacklabs...

Es cierto que la informática puede ser el origen de un mayor alejamiento entre quienes pueden acceder a ella y quienes no, la causa de una nueva fuente de discriminación social: la brecha digital. Pero también es cierto que hay un creciente movimiento social en el mundo informático y tecnológico que se ha dado cuenta de esto y que además de esforzarse por evitar que eso ocurra también intenta aprovechar las ventajas de la tecnología y la informática para permitir que sea un factor más de desarrollo y progreso social. Una muestra es el nacimiento de organizaciones como Telecomunicaciones Solidarias, la Fundación Bip Bip, Ingeniería Sin Fronteras, NTA o aquí en Málaga Tedeso, con la que tengo el placer de colaborar.

Puedo asegurarte que hay bastante más responsabilidad social en la informática de la que seguramente los informáticos damos la impresión de tener. O por lo menos eso creo yo.

Un saludo.

9:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home