lunes, diciembre 11, 2006

Transmigración

Llevar cosas de un blog a otro es como padecer una reencarnación o una transmigración del alma. No, este no es el sitio para los comentarios personales. Los/as interesados/as ya saben adónde me llevo esta información. ¿Esquizofrenia? Digamos, pudor, prudencia, algo de vergüenza.

Lo cierto es que hoy tenemos motivos para la alegría. La naturaleza, como era previsible, se adelantó a la Justicia. Hoy hay un tirano cabrón menos sobre la faz de la tierra. Y lo que es más importante, ha muerto con el justo desprecio de la mayoría (aunque era una figura apreciada por nuestra Derecha española). Adiós dictadores, adiós Pinochet.

2 Comments:

Anonymous danielo said...

aun siendo reacio a alegrarme por la muerte de una "persona" (por llamarlo de alguna manera), resulta que, paradojas de la vida, ha muerto en el día de los Derechos Humanos, ¿hay mejor homenaje posible?

10:40 a. m.  
Blogger antonioasencio said...

Un Dani por aquí... Qué ilusión. Pues sí, la biología ha sido más justa que la Justicia. Un indeseable menos. Isabel Allende lo decía ayer aquí en España, visitando a Zapatero. Que hasta en el día la vida había acertado.

1:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home