lunes, octubre 24, 2005

Cuestión de Països

Coherencia azulgrana

Luis del Val

24/10/05

Mientras arrecian las críticas al presidente del Barcelona por haber permitido la exhibición de un mapa de los Países Catalanes en el césped del estadio, me imagino que, en la misma proporción, aumenta la satisfacción de gran parte de la plantilla. Belletti, por ejemplo, que estará alegre como un cascabel, porque desde su más tierna infancia transcurrida en Cascavel, sintió esa llamada especial, ese pálpito que marca los ideales de un hombre, y que no fue otro que venir a jugar al Barcelona para contribuir al futuro de los Países Catalanes. Algo parecido le sucedió a Anderson da Souza, alias "Deco", en Río de Janeiro, y no menos intensa fue la llamada misteriosa que sintió Ronaldinho, en Porto Alegre o Silvio Mendes da Campos, alias Sylvinho, en Sao Paulo. El gobierno de Brasil todavía no ha reaccionado ante esta especie de morbo catalanista y todavía ignora si es o no contagioso, pero está claro que algo sucede entre los futbolistas brasileños.

De todas formas, el presidente del Barcelona no hubiera autorizado la exhibición de la pancarta de no ser por las presiones -nos imaginamos- que habrá recibido por parte de Ludovic Giuly, quien soportó formar parte del Olimpique Lyonnaise y del Mónaco, sólo porque eso le acercaba a su objetivo fundamental; o las de Eto'o, quien desde Camerún, por acercarse hasta el Barcelona, no dudó en pasar por el Real Madrid y el Leganés; por no hablar de los apremios que habrá llevado a cabo Leo Messi, o Mark van Bommel, al que en el Stadium Philips, allá en Holanda, se le hizo la luz, como no podía ser de otra manera en un estadio con ese nombre. Claro que nada hubiera sido posible, sin el empeño de Frank Rijkaard, el holandés apasionado por el proyecto de los Países catalanes. Supongo que para compensar esta coherencia nacionalista el Real Madrid se apresurará a nombrar a Victoria Beckham reina de las fiestas de Chamberí, a Zidane pregonero del 2 de mayo, y a Ronaldo presidente de los Amigos de la Capa. A toda acción corresponde siempre otra reacción semejante.

1 Comments:

Blogger Berlin Smith said...

Además, esta cuestión de la unidad linguística y la autoinclusión como referencia "nacional" de territorios donde es evidente que no se está dipuesto a entrar al juego (equivalente al caso de Navarra) supone un totalitarismo feroz que, desgraciadamente, no puede ser criticado sin ser tachado de criptofranquista. Es decir, el pecado maldito de los nacionalismos vasco y catalán es que no se han hecho "laicos", es decir, siguen soñando con la patria mítica. Si les dijéramos que, a los que no nos importa que España exista y que alguna forma de estado tiene que haber si ustedes quieren seguir en él, no tenemos interés en Santiago Apóstol patrón de España, Alba de América y Agustina de Aragón, ¿qué nos contestarían? ¿que somos nacionalistas españoles? ¿que somos fachas? Siento curiosidad.

8:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home