lunes, enero 09, 2006

Ecos periodísticos de un hipotético golpe de Estado

Las palabras del teniten general Mena: "Afortunadamente, la Constitución marca una serie de límites infranqueables para cualquier Estatuto de autonomía. Si esos límites fuesen sobrepasados, lo cual en estos momentos afortunadamente parece impensable, sería de aplicación el artículo octavo de la Constitución: las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad y el ordenamiento constitucional".

Pio Moa, Libertad Digital: Un gobierno, no lo olvidemos, presidido por un personaje autoproclamado “rojo” (los rojos han asesinado a mucha más gente que los nazis en el siglo XX), aliado además con los tiranuelos populistas del Tercer Mundo. Por ello las alarmas están sonando en toda la sociedad, y, lógicamente, también en los cuarteles.

Jorge Trías Sagnier, ABC: BUENO, ¿pero qué ha dicho este general para que el ministro de Defensa le arreste y le destituya de forma fulminante? Mena no ha hecho otra cosa que repetir el artículo 8 de la Constitución.

Juan Manuel de Prada, ABC: "Al general Mena, un patriota austero que se ha limitado a proclamar preceptos básicos del orden constitucional, el ministro Bono, un patriota de peineta y faralaes, acaba de arrojarlo al fango, castigándolo al descrédito y al oprobio, como si fuera un militarote nostálgico de las asonadas, con el aplauso o la anuencia de todas las fuerzas políticas y el silencio cobarde de sus conmilitones. Empieza a dar vergüenza llamarse español."

Editorial. Minuto digital: Y cuando un militar viene a recordarnos cuales son las obligaciones legales de las Fuerzas Armadas, plasmadas constitucionalmente, entonces la libertad de expresión se acaba. Es evidente que el proyecto de estatuto catalán atenta contra la soberanía nacional, la integridad de España y quiebra el orden constitucional, por lo cual las palabras del general Mena, simplemente son un llamado a que se respete la legalidad vigente, esa misma que algunos no quieren aplicar.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Querido anfitrión: ¿Porqué no ha puesto un poco del editorial del ABC de hoy que es más respetuoso con la totalidad de la Constitución y que uno de sus artículos dice que la política de seguridad la dirige el GOBIERNO de la Nación.
Todas las fuerzas de seguridad del ESTADO están bajo las órdenes del PODER CIVIL.

10:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home