jueves, febrero 02, 2006

Las vísceras de España

Querido blog. Las tenemos sobre la mesa. Humenates. Sangrantes. Durante algunos años, los carniceros de la España ibérica pudieron limpiar su comercio y ofrecer una imagen limpia y nítida: europea. La bellota era una marca de pureza oculta bajo un código de barras, no una metáfora de fiereza y fuerza. Ahora, cuando ya no pueden más, meten las manos en la carne y saltan las vísceras, los higadillos, las costillas, que crujen bajo las manos irritadas y la mirada hosca, la mirada que muerde la muerte, de la que es novia. Mientras, el cura bendice: impasible ante el dolor ajeno de los herejes y pecadores. En las calles de España, monjas y chicos bien recogen firmas contra la ruptura de España. Una señora grita en Cádiz: "firmo contra Cataluña". En Madrid, las religiosas hacen su labor de reconstrucción de España contra la pérfida Cataluña y la logia judeomasónica y gritan, a los periodistas de la Cadena SER, "¡no sois españoles! Aquí sí son españoles, vienen con la Verdad".

Fíjate querido blog, que tétrica paradoja ética: Fungairiño, el fiscal de la Audiencia Nacional, adalid público contra el terrorismo, y que declaró que no sabía mucho del atentado del 11-M porque él sólo veía la BBC, es homenajeado por la AVT tras su cese-dimisión. Claro, la bomba la puso la mano equivocada. Y es que hasta en eso son patriotas: prefieren a los terroristas propios, los de las montañas cercanas y txapela y pasamontañas. Acebes, ex-alcalde de la interior y aguerrida y católica Ávila, sentencia: "Zapatero es el responsable de este comportamiento". Zapatero es. Zapatero.es... ZP=0 patatero, bobo solemne, bobería progre que quiere convencer a alguien de que hay moros buenos y maricones que se quieren. En la COPE, en las Iglesias, en el ABC, en La Razón, resabios nostálgicos y palabras de apoyo a algunos militares con cojones de toro, que son los únicos que leen la patria con sentido de unidad. Resabios nostálgicos de una España de raza, heterosexual, tradicional, de Iglesia y orden, una España sin ecologistas ni pacifistas ni republicanos ni mariquitas, ya perdida, ya roti-roja, ya vendida a Marruecos y Venezuela, a los indios aymaru y a Fidel Castro.

Por eso, querido blog, me despierto, camino por mi país, por el que ellos dicen que es mi país, y vuelvo a casa salpicado de sangre e intestinos, con el olor metálico de la sangre cubierto por un tibio regusto del incienso. Los de siempre, al final, acabarán consiguiendo lo de siempre. Porque uno se acaba cansando de que, desde tanto campanario de hojalata, te salpiquen con el líquido testicular de los patriotas de verdad. Y piensa en exiliarse allá, en la fría Europa, más higiénica y lejana.

6 Comments:

Blogger Berlin Smith said...

Querido Antonio: me he dejado pendiente este artículo tuyo para desbrozarlo en mi blog, tan bueno es.

Mientras, he sido abducido por mi ego y una serie de prácticas adolescentes/seductoras de la red y te he incluído en una nave espacial a cuenta de la siguiente provocación. Lo mismo hasta te place:

http://nochesconfusas.blogspot.com/2006/02/memeces.html

9:26 a. m.  
Blogger gret said...

Pues yo he firmado, y no soy nada así, lo bueno de la vida, es que la cultura da tanto de sí, como para compartir algunas cosas, muchas, y otras no, muchas; y que lejos de tener en común algun tanto por ciento, no tienes por ciento alguno.

Ah por cierto, si no disfrutas en Madrid, será culpa de tu capacidad, o tener ganas de ver y sentir lo que te place; qué pena que solo te place en negativo. El espacio, no creo que produzca efectos emocionales, a no ser que sean voluntariosos: Ya ves que unos pasean por Salamanca, y solo ven energúmenos, yo paseo por mi ciudad Universitaria, y solo tengo nostalgia( de la buena)

3:36 p. m.  
Blogger antonioasencio said...

Hola Berlín. Lo del juego lo hago este finde. Dame un día.
A Gret: Yo disfruto en Madrid mucho. Por eso me da rabia que la ciudad más abiertad e España se lance a engendrar sentimientos pronvincianos y anticatalanes. Qué fácil es azuzar los sentimientos, el miedo al otro, la xenofobia: que nos roba. Que España se rompe... firmado, la Iglesia, los militares... qué casualidad, siempre los mismos. Pero no se rompía cuando Aznar firmó en el Majestic la cesión del treinta y pico por ciento del IRPF. Pedir un referéndum con semejante pregunta es de una demagogia sin límites y sólo tiene un objetivo: encrespar los ánimos. Allá vosotros. Cuando las críticas se hacen desde la racionalidad, se aceptan, pueden ser válidas. Cuando se hacen desde las vísceras, amigos, entráis en el territorio decadente y faulkneriano del ruido y la furia.

7:21 p. m.  
Blogger Berlin Smith said...

Señor: esta vez someto a tu consideración algo más serio. Te parecerá algo agresivo contra Zapatero, pero para mi es esencial conocer su opinión como presidente del gobierno de mi país sobre ello:

http://nochesconfusas.blogspot.com/2006/02/preguntas-para-los-que-preguntan-al.html

1:48 p. m.  
Anonymous sylvie said...

Decía Maruja Torres: "Hasta el repollo de tanto patriotismo, antipatriotismo, nacionalismo...". y es que es más de lo "mismo". Quien no acepta la diversidad, lo heterogéno, la riqueza de las diferentes culturas y lenguas y no sabe, ni quiere, convivir... no puede hablar de libertad ni de "cultura"... No! La cultura no da tanto de sí.

Que buena frase compañero: "Cuando las críticas se hacen desde la racionalidad, se aceptan, pueden ser válidas. Cuando se hacen desde las vísceras, amigos, entráis en el territorio decadente y faulkneriano del ruido y la furia."

un saludo

9:19 p. m.  
Blogger gret said...

Es que serçe revolucionaria hasta que me muera. Siempre en contra del poder( la verdad que no tengo muchos bienes que perder, si los tuviera, quizças fuera mças prudente)

1:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home