viernes, abril 20, 2007

Rajoy, perfecto

Tengo una pregunta para usted. TVE. Máxima expectación después de que Zapatero rompiese el hielo político enfrentándose las preguntas ciudadanas.

Rajoy estuvo perfecto anoche: lo suficientemente mal como para estar peor que Zapatero, que ya es decir, y lo suficientemente bien como para que en el PP sigan creyendo en él y no nos cambien al candidato, que es de lo que se trata. Que siga Rajoy.

En alguna tertulia han dicho hoy que Rajoy estuvo bien, incluso muy bien, y creo que el ABC califica al gallego como "seductor". Destacan, especialmente, que llevase un bolígrafo en la mano que le evitó hacer el mono, como pasó con el presidente. Yendo al plano del contenido, Rajoy, cada vez que pudo, habló de su tema favorito, De Juana Chaos y ETA, en el convencimiento de que a la gente de este país, a la gente normal, estos temas les afectan diariamente tanto como a él.

La estrategia tiene una lógica muy evidente: El PP ha cifrado sus esperanzas electorales en un atentado de ETA, y resulta comprensible que hablen de su esperanza siempre que puedan.

Yo vi una cosa un poco diferente, claro que soy un ser subjetivo y sectario, porque todos los de izquierdas lo somos: vi a un grupo de gente muy cabreada con la derecha, y a un Rajoy que no sabía ni dónde meterse.

Porque Rajoy se preparó para criticar al Gobierno, y al final terminó defendiendo al Gobierno anterior, en el que él era una pieza clave. Lo cual es consecuencia de que este señor, con cara, voz y formas de notario de provincias o presidente de diputación gallega, se mueve por España como si él no hubiese estado 8 años gobernando. De ahí que se produjese un desfile de temas tan repetitivos como lapidarios: la guerra de Irak, el 11-M, el Prestige...etc.

Y de la época actual, le preguntaron por el Estatut (que no tiene nada que ver con el de Andalucía, dice él), por el matrimonio homosexual (él iría a la boda de su hijo si éste fuese homosexual, ha dicho, y luego iría al divorcio, imagino, cuando el recurso que él tiene contra esta Ley prosperase... sólo que en casa no hay maricones, como usté comprenderá, que yo soy Brey pero no soy gay), por la crispación (promovida por el Gobierno, por supuesto)...

Voy a detenerme, porque me llamó la atención, en la respuesta que dio Rajoy a un ciudadano que le preguntó por las banderas pre-constitucionales en las manifestaciones de su partido. "No las he visto". Y se quedó tan pancho... "Pero yo sí, hay fotografías...", le contestó el ciudadano. "Pues yo no las he visto. Lo que sí he visto es la bandera republicana en las manifestaciones de la izquierda".

Rajoy tiene la virtud de no defraudarnos. Contesta lo que esperamos que conteste: no condena la utilización de banderas franquistas, y encima, las equipara con las de la República. Es tan explícito que ni siquiera hace falta que le traicione el subconsciente.

El resto, fue un catálogo balbuceos y de frases magníficas y originales, para enmarcar, del estilo de "los jueces son los jueces, "yo creo en la democracia", "yo creo en la libertad"... Y por supuesto, en la gente normal.

Pues menos mal.

PD: 3 años después... Rajoy aún no sabe si el 11-M fue obra de ETA. Rajoy, a pesar de que no sabe qué pasó el 11-M, cree que Acebes, que sí lo sabía, no mintió. Rajoy sigue pensando que la invasión de Irak tenía el consentimiento de la ONU. Rajoy sigue siendo el candidato de la derecha.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En linea con "los jueces son los jueces" hubo perlas del calibre de "Ceuta es España" (¿!)
Un saludo y enhorabuena por tu blog.

12:56 p. m.  
Anonymous Syal said...

Vi 10 minutos a Rajoy el otro día. Sólo 10. Más no me lo permitió mi vergüenza ajena. Y lo que vi fue un hombre esquivo y mentiroso, que no contestaba a lo que se le preguntaba y no tenía problema alguno en negar la evidencia, en un claro ejercicio de "doblepensar".

Un saludo desde este bodrio gris que es Madrid.

10:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home