martes, abril 17, 2007

Telemadrid

Cuando hace años, no tantos, se llegaba a Madrid, se encontraba uno con una capital grande y contradictoria; hecha contra sí misma, pero rara vez contra nadie. Madrid era una urbe incómoda y al mismo tiempo acogedora, a prueba de sus propios elementos y de sus enemigos tanto internos –los nacionalistas españoles de siempre- como externos –los nacionalistas “periféricos” de siempre.

Cuando Telemadrid empezó a emitir, en los primeros 90 de Joaquín Leguina, comenzó siendo el espejo contradictorio, plural y democrático de aquella realidad inventada pero necesaria llamada Madrid. El periodo de Gallardón por la Comunidad afianzó esa senda entre oficialista y vernácula (aunque también permitió que en la parrilla se colasen vergonzantes programas del corazón). Y ahora, con Aguirre, la esperanza ha desaparecido de su programación.

Porque Telemadrid, que había presumido de ser una televisión si no de todos, al menos de casi todos, se ha convertido en un instrumento al servicio del sectarismo partidario, e incluso personalista, de esa gran liberal llamada Esperanza Aguirre. Todo se emite bajo el enfoque de la presidenta, que incluso se atreve a regañar en directo a un periodista de la cadena cuando le hace una pregunta incómoda, acusándole de “comprar” las tesis del PSOE. Los periodistas sabemos que no existen preguntas inoportunas, sino respuestas estúpidas, y la de la presidenta lo fue. Y Germán Yanke, que aparte de ser de derechas, se tenía por periodista y actuaba como tal, fue expulsado de la cadena pocos días después.

Todo esto, por no hablar de las “tertulias” de Curry Valenzuela, el tratamiento informativo de los boletines de noticias, las retransmisiones “festivas” de las manifestaciones de la derecha, el noticiero de la noche con Sánchez Dragó o los reportajes sesgados que constantemente emite la cadena para apoyar la teoría de la conspiración, denostar la política lingüística catalana o cualquiera otra obsesión peregrina del PP autonómico.

El caso es tan escandaloso que dos directores de Telemadrid, uno de la época del PSOE, Jorge Martínez Reverte, y otro con el PP, Francisco Giménez-Alemán, han unido sus voces para denunciar la preocupante degradación de la cadena autonómica. Y un grupo de trabajadores de la casa ha constituido una plataforma que ha denunciado la situación ante las instituciones europeas y pretende convertirse en partido político con el fin testimonial de que la cadena se vea obligada a emitir esta protesta en los espacios de propaganda electoral.

Para justificar este destrozo, el PP de Aguirre se refugia en el “y-tú-más”, acusando a TV3 o Canal Sur de estar al servicio de los socialistas. Pero lo cierto es que fue el PSOE quien propuso hace meses al PP un pacto de desarme bilateral en materia de televisión autonómica, instaurando mecanismos que garantizasen la neutralidad de estos medios, y se encontraron con una negativa rotunda de los populares. Resulta, además, que quien se sirve de este medio público y se lo carga se hace llamar “liberal”, de ese tipo de liberalismo tan peculiar que padecemos en España que otorga todas las licencias –sin excepción- de televisión autonómica y digital a medios de derechas, que prohíbe obras de teatro porque critican a la Iglesia (aunque es legítimo caricaturizar a Mahoma), que antepone el insulto al razonamiento o la conspiración elaborada en las cocinas de periodistas amigos a la instrucción realizada por un juez.

Más allá de la batalla de siglas, Aguirre ha conseguido que Telemadrid traicione la altura de miras, la mirada plural y tolerante que debe caracterizar a la capital de todos. Telemadrid no sólo ha imitado los peores vicios de las televisiones de “provincias”, sino que los ha superado, convirtiéndose en el mayor ejemplo de localismo partidista y cerril, en la demostración final de que la existencia y el funcionamiento de las televisiones autonómicas requieren un debate urgente y en profundidad.

Yo no sé si Madrid soportará a Telemadrid. Dicen los semiólogos posmodernos que la realidad es hoy un invento de los medios de comunicación, y no al revés. Yo creo que esto es válido para todas las realidades menos para la menos real de las ciudades, Madrid, que lo ha resistido todo, que se ha resistido incluso a sí misma, a su propio y magnífico invento. Telemadrid no está a la altura de Madrid. Pero llegarán tiempos mejores.

Publicado en El Plural

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Just because the name implies, these ugg boot are from Australia, which are crafted from twin-tier merino wool.
People of the class and level can simply get these because their prices are of every range.
Nevertheless, with super delicate ease and convenience, increased
desire, and winter weather season approaching, you can still discover
some very nice provides.

Also visit my blog: コーチ

5:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

If you disregarded the Ugg guidelines and wore
your boots in water, or else you dropped liquid on your own boot, you could possibly have stains along your boots.
These forms of Ugg Boots Clearance might be found in 2 colors from a
shop at fine sand as well as saying. And utilization with the preserving stratum inside the knock-off is sometimes a
easy preventative pelage - not the real authenticated guy who can conflict users; the fabrication is her toes when her vernacular users of sea boots
check inside the U.

Also visit my page ... www.daininkivitonsaifu.com

8:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cheap Burberry Handbags These furnishings can be a good choice.
ì (IE: sand, chestnut, chocolate, black) UGG boots.

Delicately wipe it employing a damp material, will not likely brush it fiercely that includes a brush,
don't melt away these shoes with boiled water, and don't use washing detergent and alkaline cleaning fluid to clean it with
the same time.

Look at my web page; ルイヴィトン 公式

3:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

UGG Australia has produced some unique and fun types in boots for women
- Classic Stripe UGG Boots actually are a perfect illustration on this.
There are a number of types for babies, however the very
top from the favorites list include:. Delicately wipe it employing a damp material,
will not likely brush it fiercely that carries a brush, don't melt away these comfortable shoes with boiled water, and do not use washing detergent and alkaline cleaning fluid to scrub it on the same time.

Here is my web page :: コーチ バッグ

12:53 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home