lunes, julio 21, 2008

Pon un Heredia en Málaga

El PSOE de Málaga cuenta, desde hoy, con un nuevo secretario general: Miguel Ángel Heredia. Sucede a Marisa Bustinduy, que ha dirigido el partido durante ocho años. Miguel Ángel tiene 42 años, es diputado nacional, una persona conocida en el hemiciclo por su enorme capacidad de trabajo (varias legislaturas ha sido el diputado con mayor número de iniciativas), y apreciada por su transparencia humana.

El PSOE gana un gran dirigente; Málaga, también. Su vocación de servicio al partido no se entiende sin su compromiso político y personal por una sociedad más justa. Están hechas de la misma madera. De una madera, por cierto, que pertenece al mismo árbol político que la de Zapatero. Ambos lo saben.

Son muchas sus cualidades, muy glosadas durante estos días, pero hoy sí merece la pena que nos detengamos sobre el significado de su victoria. Para el PSOE malagueño, para el andaluz. Para el Sur.

Su victoria es la victoria de todo el socialismo a través de una generación, que incorpora la forma de ver vida y la política de quienes tienen en torno a 40 años. Una generación que no se enfrenta a las de arriba, ni tapona a las de abajo: sólo hay que ver su Ejecutiva, su equipo, con gente de todas las edades. Una generación que no descalifica a nadie por su procedencia, rural o urbana, porque es el camino elegido lo que se comparte. Y ese camino hacia el progreso se recorre desde los pueblos y las comarcas andaluzas, y también desde las ciudades.

Es una generación preparada, profesional, metódica, pero la preparación no es para ellos un privilegio de casta frente a los demás, sino una oportunidad para hacer mejor las cosas, y un derecho propio de la España democrática; un derecho a extender. Su victoria es una victoria a favor, y no en contra de nadie.

Miguel Ángel Heredia abre una nueva etapa, de unidad, en la que no cabe el rencor ni la división. Y sin división, el socialismo será más capaz de frenar a la derecha y sus usos por estas tierras: la especulación salvaje, la perversa política de vivienda con los jóvenes como grandes perjudicados, el boicot de sus ayuntamientos a las políticas sociales del Gobierno central o la Junta, como la Ley de Dependencia.

Su victoria ha tenido una guinda: Magdalena Álvarez como presidenta del partido, y Bernardino León Gross como vicesecretario general. Ahí es nada. Suerte Miguel Ángel.

Artículo original en El Plural

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Una pregunta... ¿qué hace un socialista en la lista de enlaces de Juventudes Liberales?

Ojo, q no me parece mal, pero me extraña mazo...

2:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home